Lanzamientos, Reviews, Unboxing, Ideas y Más.

¿Te gustó este blog? Compárte

Sabemos que todos tus días son intensos y que vives una vida activa; caminas, vas al trabajo, sales con tus amigos, visitas a tu familia y cuando vuelves a casa lo único que quieres hacer es descansar, sin embargo, durante todas tus actividades hay un   par   que   siempre   está acompañándote: tus piernas.

Tus piernas son tu sostén y conforman la mitad de tu cuerpo además te ayudan a correr para alcanzar el metro, las usas para mantenerte en forma y un sinfín de cosas más por lo que al final de día te pueden doler un poco.

Por eso te queremos dar algunos consejos para que tengas unas piernas, no solo bellas, también siempre saludables y que tu día a día sea aún más productivo.

Cada cuerpo es diferente, sin embargo, las piernas de todos agradecerán que pongas en práctica estos consejos, ten en cuenta siempre tu salud, si sientes dolor o incomodidad persistente es preferible que acudas al médico.

Sample Text

Sample Text

La hidratación igual que la alimentación son claves para la salud de tus piernas, el agua evita que la piel se reseque y que tenga un aspecto quebradizo. Con un alto consumo de frutas y verduras obtendrás vitaminas y minerales que te ayudarán a tener una buena circulación sanguínea previniendo así la aparición de varices y celulitis.

El movimiento es fundamental y aunque tu día sea muy activo, debes de procurar fortalecer ciertas áreas en específico ya que con esto evitarás la retención de líquidos, lo que causa dolor y mala circulación. Procura realizar actividades aeróbicas como caminar, nadar o andar en bicicleta, estas actividades benefician la circulación y te ayudan a tonificar.

Es probable que debido a tu trabajo puedas pasar mucho tiempo parado o sentado y permanecer en una postura por mucho tiempo dificulta la circulación. Ten en cuenta que si estás sentado mucho tiempo el cruzar las piernas es una mala postura ya que tu rodilla oprime tus piernas y obstruyes la circulación aún más.
Procura adoptar una postura recta e intenta hacer algunos estiramientos para tus piernas periódicamente, párate e intenta caminar un poco o sentada eleva un poco las pernas, esto permitirá que el flujo sanguíneo sea constante.

Otro de los factores que debes tomar en cuenta es tu ropa y calzado y aunque parezca extraño es cierto, mucho tiene que ver, ya que si usas prendas ajustadas puedes comprimir zonas que dificulten tu circulación y favorecen la aparición de varices. Así mismo tu calzado, si es muy plano o muy alto el
peso corporal se incrementa sobre tus piernas y pies. Es recomendable que tenga una altura de entre 3 y 5 cm, sobre todo si vas a caminar por mucho tiempo.

Aunque al dormir nuestras piernas descansan es importante que reposen después de un día ajetreado, procura mantenerlas en alto por lo menos 5 minutos, esto permitirá que el flujo sanguíneo se restablezca; al tomar una ducha puedes usar un guante exfoliador para eliminar la “piel de naranja” y al salir aplica una crema hidratante. Se constante en este micro masaje, con ello fomentas que se encuentren saludables.

No te olvides de tomar al menos 10 minutos para cuidar de tu salud; tus piernas son igual de importantes que cualquier otra zona, intenta llevar un estilo de vida saludable.
Sigue estos consejos y mejora tu calidad de vida.

¿Te gustó este blog? Compárte

28 noviembre 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MYRVA Loyalty and Rewards Solutions 2019